Atrapalo

Todos los niños jugaban a atrapar la luz. No había normas pero sí una recompensa: la libertad. Por eso se afanaban en encontrarla. 

Sin embargo, no era tan fácil como parecía porque la luz se les escurría entre los dedos nada más tocarla.

Aquel entretenimiento se prolongaba a diario al caer el sol. 

Era entonces cuando ideaban las más rocambolescas formas de adueñarse de ella hasta que el cansancio les ganaba la partida y se quedaban dormidos. 

Siempre ocurría lo mismo. 

Después, al amanecer la luz volvía a apresarlos de nuevo a ellos. No había escapatoria. Por eso sólo durante la noche era posible tomar el control de la situación. 

Y aún de mayores lo creen.

APA...
........... LLARGA VIDA ALS SOMNIS I AL ROCK'N'ROLL!!!!!!

1 susurros:

Nightmare 13 de abril de 2009, 13:19  

Hola Javi

Gracias por paar por mi blog y cuando tenga un ratillo le pegaré un repaso exhaustivo al tuyo. Un abrazo y nos leemos y quién sabe si coincidiremos en algún concierto

Publicar un comentario